DISFRUTA DEL OTOÑO CON FLORES Y PLANTAS EN CESTAS DE MIMBRE Y CESTAS DE CASTAÑO

enueva la terraza o el jardín de tu casa con plantas que florecen en otoño en cestas de mimbre o castaño de Cestas Home. Disfruta de esta estación tan dulce, en la que las tardes todavía invitan a disfrutar del aire libre y de esa luz que aún es cálida, pero sobre todo suave y tranquila. No te pierdas el otoño. Sácale todo el partido posible, empezando por llenarlo de plantas y flores en cestas de mimbre y cestas de castaño. El invierno luego es muy largo.

Ahora sí que parece que empieza el otoño. Los árboles cambian de color y el campo se llena de los múltiples y cálidos colores de esta estación. una estación con frecuencia injustamente valorada. La primavera es tan deseada que muchas veces olvidamos la dulzura del otoño, que es largo y suave en muchas zonas de nuestro país. Las tardes todavía son largas y apetece disfrutar del aire libre y de las suaves temperaturas de esta época del año. Una época que se antoja melancólica, pero que es suave, agradable y deliciosa. No cierres todavía la terraza o el jardín. Ni siguiera las ventanas. Al contrario, renuévalas con flores de otoño, como el brezo, hortensias, dalias, ciclamen, azaleas o, si te atreves, girasoles. Hay un montón de plantas desdolidas, que en esta época del año se llenan de flores. Dentro de una cesta de mimbre o de una cesta de castaño de Cestas Home alegrarán tu casa y te permitirán alargar el verano. Ese verano que se está prolongando en el otoño, pero adquiriendo ya esa forma suave y deliciosa que merece ser disfrutada.

El brezo es tan natural que parece que nos hemos traído un poquito del campo a nuestra casa. La cesta de castaño con asa plana comparte con el brezo ese aire natural y rústico que nos apetece meter en casa. Es una planta para recordar las tardes del final del verano, cuando empiezan las primeras lluvias y con ellas flores como las "quitameriendas" o alguna seta despistada, que indica que el otoño no tardará en aparecer.

Cesta de castaño con asa plana

Pero las cestas o canastos de castaño no son la única opción que combina a la perfección con el brezo. Quedará también estupendamente en una cesta de mimbre pequeña o en un capazo de palma. Sí, ese capazo que has usado tanto este verano y que ahora no sabes si guardarlo o no para el año que viene. Ese mismo con una planta con brezo florecido adornará cualquier rincón de la terraza, del porche o del cuarto de estar.

Cesta pequeña oval de mimbre

Capazo de palma

En realidad los capazos, uno o varios, son una opción nada desdeñable para decorar las zonas al aire libre. Quedan genial con brezo, pero también están impresionantes con unas azaleas o margaritas, o con plantas de hoja verde sin flores como la

Capazo de palma

Capazo de palma

Capazo de palma

No necesitas grandes espacios para llenar tu casa de color con cestas con flores. Esta pequeña azalea blanca en un frutero de mimbre decora y alegra cualquier rincón, por chico que sea, en el interior o en el exterior. Lo mismo que el ciclamen, que desafiando al frío inundará de flores rojas y grandes hojas verdes canastas de mimbre o canastos pequeños de castaño, como los que aparecen en estas fotografías. Si lo cuidas bien te durará lleno de flores hasta el invierno.

Frutero de mimbre

Canasta de mimbre

Canasto de mimbre

Más delicada que el ciclamen, pero igual de bonita y decorativa, es la azalea. En rosa y rojo inunda de color y vida canastos de castaño y cestas de mimbre, mientras que las blancas exhiben toda su delicadeza en una canastilla blanca de mimbre.

Canasto de Castaño

Canastilla de mimbre

Canastilla de mimbre para bebe

La cantidad de colores y la dureza de las begonias las hace perfectas también en cestas de mimbre más grandes, como esta leñera de mimbre o la cesta de merienda. Solas o combinadas con otras plantas, dan color y variedad al verde de la terraza.

Leñera de mimbre

Cesta de merienda de mimbre

Leñera de mimbre

El otoño es el momento en el que las dalias están en su mejor momento. También las tienes en multitud de colores y variedades. Nosotros las hemos puesto en una cesta con tapas, una verdadera cesta de Caperucita, y el efecto es estupendo. Solo tienes que tener cuidado al regarla.

Cesta de caperucita

Y para un momento especial, una cena, una reunión familiar o sencillamente porque estás contenta, solo con llenar cestas pequeñas de mimbre, blancas o barnizadas, con un poco de paniculata conseguirás decorar tu terraza o jardín dándole un aire festivo y cuidado, sin necesidad de grandes estridencias ni dispendios. Sin embargo, el resultado es espectacular. Pruébalo.

Mini canastilla de mimbre redonda

Cesta pequeña redonda de mimbre

Mini canastilla de mimbre ovalada

Si hay una flor que identificamos con noviembre es el crisantemo. A nosotros nos encanan los crisantemos bola. En blanco, amarillo o violeta. Llenan de flores cualquier rincón y si tienes cuidado al regarlas irán abriéndose los capullos y tendrás una explosión de color en tu casa durante semanas. Quedan especialmente decorativos en una bandeja centro de mesa de rattan si los quieres poner dentro de casa o en un canasto de castaño si lo quieres para el exterior.

Bandeja centro de mesa de rattan

Bandeja centro de mesa de ratan

En cuanto empieces no pararás, Las posibilidades son tantas y tan decorativas que se convertirá en un pequeño vicio a tu alcance. Danos tus sugerencias y cuéntanos tus opiniones en [email protected] o en Instagram, Facebook, tweeter o Pinterest. Por canales para contactar no va a quedar. Nos encantan vuestros comentarios.