UTILIZA CESTAS DE CASTAÑO EN LA COCINA. SON NATURALES Y DURADERAS

Cestas, canastos y bandejas de castaño son la forma más natural de guardar alimentos. Son ligeras, frescas, capaces y dejan pasar el aire. No acumulan humedad o microorganismos. Son incomparables a la hora de almacenar en tu cocina alimentos que no deben estar en la nevera. Pero en la cocina, las cestas y bandejas de castaño son muy prácticas también para guardar frascos, botellas, utensilios o material de limpieza. Los tendrás siempre a mano. Nuestras cestas de castaño durarán siempre. Están hechas artesanalmente en España con el mejor castaño de la sierra de Béjar.

Tenemos cestas grandes y pequeñas, con asa o sin ella, redondas o rectangulares, con mucho fondo o más planas. Todas ellas cestas artesanas, hechas a mano, siguiendo la tradición de muchas generaciones en las comarcas que separan Salamanca y Cáceres. En nuestras cestas de castaño se emplea solo el magnifico castaño que allí crece. Te "aburrirás" de verlas, Hay otras cestas de castaño; pero no tienen nada que ver: Nuestras cestas de castaño son naturales y duraderas. Permanecen impecables durante años, por mucho tute que les des dentro y fuera de la cocina.


Fíjate en nuestro cesto de castaño. Su ligereza y capacidad le hace perfecto para guardar buenas cantidades de frutas o verduras. Dará a la cocina un aire rústico, ecológico y natural, que cautivará a todos.

cesta de castaño con asa

Canasto de castaño

Las cestas de castaño y los canastos de castaño, grandes y con mucho fondo, son perfectos para almacenar naranjas, manzanas o patatas. En cualquier rincón servirán como almacenaje y a la vez resultarán decorativas. Las bandejas de castaño, en sus múltiples tamaños, te servirán para alimentos más delicados, como huevos o tomates.

Bandeja de castaño

Utiliza esas mismas bandejas de castaño para organizar tarros y frascos de aceites, pasta o especias, que tienes desperdigados por armarios y encimeras. Conseguirás encontrarlas cuando las necesitas y queda fantástico.

Bandeja de castaño

Lo mismo ocurre con los canastos de castaño. Te permitirán mantener juntas y frescas las botellas de vino o los mil y un productos de limpieza que desbordan armarios. Esta solución, además, te evitará ir cargada haciendo equilibrios con los botes limpiahogar o dar veinte paseos. Es el recipiente más ligero, resistente y limpio que puedes encontrar. No se ha inventado otro igual y mira que se han inventado cosas después.

Canasto de Castaño

canasto de castaño

Los canastos de castaño están disponibles en multitud de tamaños. Si los grandes nos sirven para almacenar buenas cantidades de frutas, verduras, vino o botes de limpieza, los pequeños son ideales para guardar espumaderas, cazos y cucharones. O frutos secos, huevos, albaricoques y ciruelas, o cualquier producto que se te ocurra.

Canasto de castaño pequeño

Con las cestas bajas de castaño, las paneras de castaño, ocurre lo mismo. Están disponibles en muchos tamaños para que puedas encontrar la que necesitas. Las más pequeñas serán un frutero irresistible, al alcance de todos; podrás tenerlo en la encimera de la cocina con fruta de temporada, para que todos caigan en esta sana tentación. Seguro que en tu casa todos van cambiando el consumo de bollos por el de unas deliciosas cerezas o kiwis. Pero también será un recipiente perfecto para guardar las cápsulas de café o dejar madurando unos tomates. Y por supuesto, como panera no tiene rival.

Panera de castaño

Panera de castaño

Panera de castaño

Panera de castaño

Son muchos los tamaños y formas en los que se pueden tejer las cestas de castaño, canastos, bandejas o paneras. Todas ellas son cestas ligeras, frescas, naturales y decorativas. Si tienes una, querrás más. ¿Cuál es la que más te gusta? ¿Te recuerdan las que veías de pequeña y que todavía están como nuevas en casa de tu madre? Cuéntanoslo en [email protected] Nos encantan tus comentarios.