UTILIZA UNA CESTA COMO FRUTERO. NADA MÁS NATURAL

Llega el verano. Las fruterías se llenas de gran variedad de frutas que hace meses que no veíamos. Cerezas, albaricoques, nectarinas, melocotones, fresas... Llena cestas grandes o pequeñas con todo ese colorido. Tenlas a mano y afronta YA la operación bikini. Con estas deliciosas cestas de frutas no te costará nada.

Afortunadamente casi todos los años coincide. Cuando empiezan a aparecer las cerezas y los melocotones nosotros sacamos la ropa de verano y....¡¡¡HORROR!!! ya no hay excusas. Tenemos que bajar esos kilillos acumulados en los largos meses de invierno. Bueno, con el calor lo que de verdad nos apetece son las frutas y las ensaladas.

Para evitar tentaciones más calóricas ten la fruta a mano en la cocina, en el salón, en el comedor o en la terraza. La forma más sencilla es utilizar cestas como frutero. Cestas grandes o pequeñas, con asa o sin ella, blancas o barnizadas, son la mejor opción; porque son ligeras, frescas, decorativas, fáciles de mover y tejidas con fibras naturales, que hacen de las cestas el mejor contenedor para alimentos frescos como las frutas.


Esta bandeja de mimbre de Cestas Home tiene un buen tamaño para llenarla de diferentes frutas, de temporada o no, para que todos en casa puedan tomarla con facilidad, Incluso los niños se acostumbrarán a que la mejor merienda o tentempié es una fruta. Ahora que las tenemos para todos los gustos, no hay excusas.

Bandeja para regalos

A muchos niños les cuesta tomar fruta. Suelen ser muy golosos y hay que hacer un esfuerzo para introducirlas en su dieta cotidiana. Salvo con fresas y cerezas. Pero claro, si están constantemente en la nevera ellos no las tienen a mano y no se las comen. Pónselas cerca. En esta panera de castaño parece que están diciendo "cómeme".

Panera de castaño

Esta cesta de mimbre oval es pequeña, lo que te permitirá tenerla en cualquier sitio, pero tiene capacidad suficiente como para guardar varias piezas de fruta que te van a ayudar a ponerte en línea, además de ser un placer permitido incluso entre horas.

Cesta pequeña oval

Para el postre, o incluso para sustituir una comida, esta canastilla de mimbre llena de todo tipo de fruta hará que no puedas elegir sólo una. Y la verdad es que no debes elegir sólo una, sino varias. Están deliciosas y en esta cesta resultan tan decorativas que no podrás quitarla ni en invierno. Todos en casa se acostumbrarán a verlas tan bonitas y apetecibles.

Canastilla de mimbre para bebé

Otra opción parecida e igual de práctica y decorativa es esta canastilla de mimbre rectangular. La llevarás a cualquier sitio y alegrarás a todos los tuyos. Es una autentica tentación, pero con la ventaja de que es una sana tentación.No te resistas. Cae en ella.

Canastilla de mimbre

La competencia de las frutas de primavera-verano es dura, muy dura; pero hay frutas que siempre están ahí y de las que no queremos prescindir. También las manzanas, las naranjas o los kiwis tienen un espacio en nuestras cestas-fruteros.

Bandeja para regalos

Bandeja de mimbre

Pero una cesta utilizada como frutero no es una opción exclusivamente para ambientes informales. Es cierto que encaja en la cocina, office, terraza o jardín; pero en un comedor más formal no desentona en absoluto. Mira esta cesta de mimbre barnizada o la panera de castaño con cerezas. En un comedor formal o en un rincón del salón decoran y facilitan el consumo de fruta.

Cesta de mimbre barnizada

Panera de castaño


Las combinaciones de cestas y frutas son infinitas. Casi todas muy decorativas y a la vez deliciosas. No te prives. ¿Cuál es tu preferida? Cuéntanoslo en [email protected]