Convierte una cesta de mimbre en un precioso revistero

Las cestas de mimbre de calidad, las que están hechas en España con mimo y las mejores materias primas, son objetos decorativos en sí mismos, pero además se prestan a multitud de usos que aportan a tu casa practicidad sin perder el estilo.

Uno de los placeres cotidianos es sentarse un rato y leer ese artículo o revista que tenemos pendientes. Llevamos una vida tan ajetreada que a todos se nos acumulan revistas, suplementos, artículos especiales que queremos leer y que esperan a que encontremos ese momento de paz para poder disfrutarlo.

No los dejes en montones encima de la mesa. Guárdalos en una cesta de mimbre tan bonita como esta antigua leñera, por ejemplo, que hará un magnífico papel como revistero.

No pienses, ni por un momento, que por ser una cesta de mimbre artesanal solo te sirve para la terraza o el porche. Mira lo bien que queda en el salón. Es ligera y, si no la llenas del todo, la puedes acercar sin esfuerzo al lugar donde te apetezca leer en cada momento.

Pero a lo mejor te gusta más una cesta con un diseño más sofisticado para poner sobre tus alfombras. También las tenemos en Cestas Home. Esta preciosa cesta barnizada de mimbre no desentonará en ningún rincón de tu salón, por elegante o moderno que sea. Y la tienes disponible en varios tamaños, para que elijas la que más te convenga según tu capacidad para acumular lectura pendiente.

No siempre queremos tener las revistas guardadas sobre la alfombra a los pies de nuestro sillón favorito. En ocasiones, lo que necesitamos es un revistero que se ajuste a una consola, una estantería o una mesa auxiliar. Entonces la cesta ideal es este cajón de mimbre, que puedes mover fácilmente, pero que al carecer de asa se adapta a cualquier altura.

Sin embargo, para guardar revistas no debemos despreciar el asa. Facilita enormemente el gusto de tener muchas cosas donde elegir y poder hacerlo en cualquier sitio. En el salón, en la terraza los días que empieza a hacer bueno, en el dormitorio a la hora de la siesta.... Para esos momentos te recomendamos esta canastilla de mimbre blanqueado, que es una autentica monada y, si no la llenas excesivamente, claro, no pesa gran cosa.

Pero si prefieres las formas más regulares te encantará este otro modelo. También es de mimbre, también es blanca y también tiene asa.

Para el cuarto de tus hijos adolescentes encaja mejor esta gran cesta de castaño, si tienen aficiones que les impulsan a guardar revistas en papel. Eres muy afortunada. ¡Qué lean, aunque sea el Marca! Que, dicho sea de paso, es un periódico estupendo que edita multitud de suplementos y guías que merece la pena leer.

Y si tu misma eres una gran lectora, que tiene poco tiempo y va acumulando revistas, guías, libros y suplementos, esta gran cesta armario te permitirá tenerlos todos recogidos y juntos, para que no se te pierda ni uno. Es un verdadero placer al que no renunciamos aunque nos falte tiempo.

¿Cuál es tu favorita? Como siempre, esperamos tus comentarios y sugerencias en [email protected] Nos encantan.