Se lo merece todo. Regalos con cestas en el Día de la Madre

Sólo pensar en ella se te llena el corazón. Está siempre ahí. Animando, ayudando, queriéndote, valorándote, aconsejando,confiando en ti, dándote ánimos. Alegrándose contigo, llorando contigo, luchando contigo, triunfando contigo. Siempre. No hay palabras que puedan expresar lo mucho que le queremos y que le agradecemos todo, empezando por la vida. No hay palabras, ni mucho menos regalos; pero eso no impide que le digamos cien y mil veces "gracias" y "te guiero". Tampoco hay regalo que pueda expresar estos sentimientos; pero eso no es excusa para no celebrar el Día de la Madre y cualquier otra ocasión de brindar con ella y tener un detalle. En www.cestashome.com hemos pensado varias ideas con las que acertarás. Seguro.

Las flores siempre son una estupenda idea. Son tan bonitas, tan perfectas, tan delicadas que a todas nos encanta recibirlas. Si quien te las regala es alguien que te quiere entonces adquieren otro significado. Parecen estar diciendo durante varios días "te quiero". Pero este año no se las entregues envueltas, con más o menos gracia, en el clásico papel de celofán. Mételas en esta preciosa cesta de mimbre redonda y con asa y habrás duplicado el regalo. Esta cesta es un regalo estupendo, que le servirá para multitud de usos en su cuarto, en el salón o en la cocina. Llena de chaquetas, botes o fruta. Y cada vez que la vea se acordará de ti.

Esta misma cesta está también disponible en versión mini. Le resultará muy práctica para guardar perfumes, como mini-botellero para preparar un cocktail a sus amigos o como joyero para guardar los mil y un collares y pulseras dispersos por su armario.


Otra cesta maravillosa es esta cesta de mimbre barnizado con asa y un diseño muy especial. La tenemos en tres tamaños, pero el más pequeño es un regalo perfecto, envuelto con un gran lazo, que le servirá para guardar sus pañuelos y fulares, papeles a clasificar o como frutero fácil de trasportar, para tener a mano una pieza de fruta sin complicarse mucho la vida.

Si le entretiene coser, una cesta es perfecta como costurero. Esta cesta de mimbre con asa es para grandes aficionadas, que necesitan guardar hilos, tijeras, labores, retales o lanas....

Pero si solo quiere un pequeño costurero donde guardar hilos, agujas y tijeras para salir del paso en todas esas ocasiones en las que hay que coser un botón, un dobladillo o un bolsillo descosido,escoge tu regalo entre estas pequeñas cestas de mimbre con dos asas, en versión canasta o cestillo más plano, según la cantidad de "archiperres" que guarde.

Claro que el Día de la Madre lo ideal es entregarle la cesta con una planta de primavera. Unas margaritas, una azalea o un ciclamen. Tendrá dos regalos en uno. Eso sí, que saque la planta de la cesta para regarla. Sería una pena estropearla. Son preciosas y están destinadas a durar años impecables, debido a la calidad de las materias primas -mimbre o castaño- y al buen hacer de los artesanos salmantinos que las han tejido.

Pero si es golosa, tampoco es mala idea llenarla de bombones y ponerle un gran lazo. La presentación es impactante y de nuevo tendrás dos regalos en uno. Ella se encargará de dar uso a la cesta. Fíjate en esta pequeña bandeja de castaño, que será una estupenda panera o le permitirá guardar tantas cosas pequeñas que no deben estar desperdigadas.

Pero una de nuestras debilidades para un regalo tan especial como el del Día de la Madre es esta pequeña cesta ovalada de mimbre. Le encantará cuando se la regales con una planta. Porque es muy bonita, ligera y manejable. Y le dará multitud de usos.

Otro tanto se puede decir de esta pequeña canastilla de mimbre, con su original diseño de calados.Es una preciosidad. Tu madre estará deseando usarla; tendrá a mano los medicamentos de uso habitual, la "colección" de abanicos o tantas otras cosas que a ella se le ocurrirán en cuanto la vea.

Seguro que a ti se te ocurren muchas más ideas para celebrar a tu madre con cestas. Nos las puedes contar en [email protected] ¡Feliz Día de la Madre!