La comida mejor en cestas hechas con fibras naturales.

Cada vez somos más conscientes de la importancia de guardar los alimentos de forma correcta para evitar contaminaciones e intoxicaciones o, simplemente, para mantener intactas sus propiedades organolépticas. A veces los alimentos deben estar fuera de la nevera y en esos casos las cestas de mimbre o castaño son una opción excelente. Las de Cestas Home están hechas artesanalmente, utilizando para su confección fibras naturales. Son recipientes que no acumulan humedad, aire o microorganismos. Y además muy decorativas. Lo natural siempre es más sano.

Durante años, hemos abusado de plásticos y otros polímeros artificiales, que no son la mejor opción para conservar alimentos. Por el contrario, hemos abandonado costumbres que se mantuvieron durante generaciones, cuando las despensas estaban llenas de cestos de castaño y mimbre ¿Por qué? La industria alimentaria ha desarrollado técnicas parar desestacionalizar la oferta de productos, lo que supone un notable avance. Todas las casas disponen de electrodomésticos que conservan y almacenan los alimentos, sin los que ya no sabríamos vivir. Pero eso no impide que recuperemos determinados hábitos de cuando las familias sabían como mantener y conservar los alimentos, en las mejores condiciones, el mayor tiempo posible. Era todo un arte que hemos ido perdiendo. Desperdiciamos un porcentaje importante de los alimentos que compramos; y eso, como nos decían cuando eramos niños, "no tiene perdón De Dios". Sí lo tiene, claro, pero es una pena. Recuperemos parte de esos hábitos llenando nuestras cocinas y despensas de cestas de mimbre y castaño que, además, decorarán tus rincones dándoles un aire cálido y natural.

El castaño es especialmente adecuado, porque es ligero, resistente y natural, para guardar frutas y verduras. Deja pasar el aire y no acumula humedad, con lo que tus alimentos se mantendrán frescos y en perfectas condiciones para ser consumidos.



Bandejas y canastos de castaño son ideales para conservar esas naranjas o limones que ahora te pueden llegar directamente de la huerta, gracias al desarrollo del comercio electrónico. Pero llegan varios kilos y tienes que guardarlos sin que se echen a perder. Nada mejor para esto que los canastos de castaño.

El castaño es excelente para guardar alimentos, pero las posibilidades del mimbre tampoco se quedan atrás. Esta cesta de mimbre con asa dará un toque de color a tu cocina, guardando hortalizas que deben madurar un "pelín". Donde mejor están es en una cesta de mimbre.

La fruta debe estar siempre a mano. Tus hijos y tú, si la veis la consumís más ¿Y quién puede dudar de que a temperatura ambiente apetece mucho más? Naranjas, manzanas, kiwis, piñas.... -por no hablar de la fruta de verano (hummm!)- son un excelente tentempié que puedes facilitar a tu familia dejándolo fuera de la nevera y utilizando cestas como frutero. El resultado será fantástico.

Las cestas pequeñas son especialmente adecuadas para este cometido de frutero móvil. Con asa o sin ella, de mimbre o de castaño, barnizada o en mimbre natural, siempre serán decorativas y prácticas. Y tus hijos se acostumbrarán a "picar" fruta.

Esta última cesta de mimbre barnizado está especialmente tratada para contener alimentos y ajustarse a las más exigentes legislaciones,como la alemana, por ejemplo. Existe en tres tamaños, con lo que se adapta a cualquier necesidad. Frutas, verduras, legumbres, panes o bollos se mantendrán en perfecto estado.

Las cestas, como comentábamos en el post de hace unas semanas, no sólo son perfectas para guardar alimentos en la cocina, son preciosas y hacen un excelente papel en tu mesa; por ejemplo, como panera o como platos de pan.

Y por supuesto, una cesta de mimbre con asa tan bonita como esta invita a llenarla de fruta, bocadillos, empanadas, hornazos o tartas e irnos al campo a disfrutar del buen tiempo con una buena merienda.

En la cocina, en el comedor, en la terraza o en el campo utiliza cestas de mimbre o castaño para guardar los alimentos. No hay recipiente más seguro y natural. Además son preciosas.


¿Tú para qué las utilizas? Nos encantan vuestros comentarios y sugerencias. Envíanoslos a [email protected]