Cestas de mimbre para bodas. Una decoración especial para tu ocasión única.

Después de un breve anticipo la primavera se hace de rogar, pero ya ha cambiado la hora y en unas semanas estamos en mayo y junio. Los meses preferidos bodas y primeras comuniones.

Seguro que, si tienes que organizar una boda en los próximos meses, tienes ya previstos todos los grandes detalles. Trajes, lugar de celebración, menús, invitaciones... Pero el éxito de una boda no está sólo en las grandes decisiones; hay multitud de pequeños detalles que debes tener en cuenta, porque marcan la diferencia. En Cesta Home tenemos algunas ideas que a tus invitados no les pasarán inadvertidas.

En una boda, tanto en la ceremonia como en la celebración, todos los detalles deben estar cuidados al milímetro. Por ejemplo, en los meses de calor, los invitados suelen estar al borde del colapso; sobre todo si el sol radiante sigue calentando con mayor ardor del que sería deseable, amenazando con arruinar maquillaje y peinado, por no hablar del traje de los caballeros. No olvidarán lo bien organizada que estaba la boda si en ese momento aparece uno de tus pajes con un abanico; y, naturalmente, los abanicos deben ser llevados en un recipiente a tono con la ocasión. Esta canastilla redonda de mimbre blanca es ideal para ese momento. Es una gran cesta, con la calidad que tienen todas las cestas de Cestas Home y además es preciosa. Digna cesta para un gran evento.

Si la prefieres más manejable, también la tenemos rectangular. Sigue siendo una señora cesta que respira calidad. Ninguna de las invitadas la confundirá con una cesta de los "chinos". Estas cestas son otra cosa: hechas a mano, con el mejor mimbre nacional y blanqueadas sin tóxicos, lo que te permitirá después utilizarlas para guardar alimentos, por ejemplo, sin ningún peligro.

En ambos casos,si las llenas de plantas y flores serán magníficos adornos para el lugar donde se va a celebrar la boda.

Para tus pajes tenemos cestas de mimbre pequeñas, a su tamaño, pero confeccionadas con la misma calidad, el mismo mimo y las mismas excelentes materias primas que sus hermanas mayores. Serán además un recuerdo estupendo del día en que ellos también fueron protagonistas. Las llenarán de flores o de arras y adornarán cualquier cortejo.

Nosotros las preferimos en mimbre barnizado. Resulta más cálido y natural.

Puestos a cuidar los detalles al milímetro, los cajones de mimbre blanco serán el contenedor perfecto para presentar obsequios, como esas zapatillas que las invitadas cambiarán por sus taconazos a la hora de bailar. Y, por supuesto, con flores alegrarán cualquier rincón en la ceremonia o en la celebración. No los pierdas de vista. Son perfectos tanto si los llenas de unas delicadas rosas como si lo haces con una fresca y sencilla hiedra. Se ajustan a cualquier estilo de decoración.

Estas cestas son cestas hechas en España. Basta con verlas para darse cuenta de que son unas cestas especialmente buenas, perfectas para organizar la casa y decorar. No solemos recomendarlas para llenarlas de flores o plantas sin alguna protección, porque es una pena estropearlas, No son "chinas". Pero si estás organizando una celebración especial, no debes escatimar en las cestas. La diferencia es pequeña en visto y muy palpable en los resultados. Los adornos florales en una boda adquieren especial realce si van dentro de cestas de calidad. Los detalles se notan y la diferencia merece la pena.

Dependiendo del estilo de la boda, te vendrán bien unas u otras cestas. Nosotros vamos a destacar las que más nos gustan como decoración de un evento especial. Sirven tanto en la iglesia como en el salón o jardín donde se celebre. Esta clásica cesta ovalada, primorosamente tejida con el mejor mimbre por artesanos salmantinos, queda espectacular llena de flores. Es un adorno sencillo, vistoso, muy decorativo y elegante.

Lo mismo que ésta en versión redonda. Mira como queda con rosas rojas, el contraste entre la sofisticación de la rosa y la naturalidad del mimbre produce un efecto fantástico.

También es interesante el contraste de esta delicada cesta de mimbre con la sencillez de la hiedra. Esta cesta está disponible en tres tamaños, lo que permite utilizarla como adorno floral de la mesa de apoyo; o como decoración de la iglesia al pie del altar o de cualquier rincón del salón, según la elijamos más o menos grande.

Lo mismo ocurre con este cestillo de mimbre banizado. Está disponible en tres tamaños para adaptarse a cualquier necesidad, espacio o estilo.

Sí la boda es en el campo, no te olvides del castaño. Con sencillas margaritas o girasoles, o contrastando con flores más sofisticadas como orquídeas, rosas, lilium o calas, un cesto de castaño será irresistible. Los tenemos disponibles en todos los tamaños, desde una pequeña panera, para adorno floral de las mesas, hasta enormes cestos para decorar rincones del jardín.

Pero a nosotros nos gusta especialmente esta sólida leñera de mimbre, tan bien hecha y tan bonita, que llena de flores será un digno adorno para un día tan especial como el de una boda.

Estas son algunas de nuestras ideas pero, como siempre, lo que más nos gusta es conocer las vuestras y vuestras opiniones. Cuéntanoslas en el chat o por e-correo en [email protected]