Ordena tu armario con preciosas cestas artesanales de mimbre y castaño

Puede que tengas muchísima ropa, o no tanta. Pero en determinados momentos a todos nos parece que no tenemos sitio en los armarios ¿No has tenido nunca esa sensación? Y cuando eso ocurre, el desorden empieza a campar entre nuestra ropa. Nunca encontramos lo que buscamos y, como consecuencia, pensamos que no tenemos nada que ponernos, a pesar de que en nuestro armario no cabe un alfiler. Hay un truco que no falla para acabar con el desorden: dividir el espacio. Pero si quieres hacerlo sin llenarlo de plástico o cajas de cartón que se estropean enseguida, una buena idea es utilizar cestos de mimbre y castaño. Te permitirán organizar tus armarios, adaptarlos a las distintas temporadas o necesidades y encontrar lo que buscas, porque tendrás un sitio para cada cosa o, mejor, una cesta para cada cosa. Estas cestas, además de dar a tu armario un aire cálido y personal, al estar hechas con fibras naturales, mantienen la ropa fresca y aireada, incluso si la guardas recién planchada y sin acabar de secar. Esa humedad residual de la ropa, que se deposita en plásticos y materiales artificiales estropeando la ropa, no aparece en las cestas de mimbre y castaño.

Las cestas de castaño de Montemayor del Río son perfectas para mantener tu armario en orden. La multitud de tamaños y dimensiones que ofrecen hace imposible que no encuentres la solución que necesitas para cada armario. Las tienes en forma de cajón, redondas o en forma de cubo. Son ligeras y capaces.


Por lo natural de las fibras con la que están hechas y la ligereza con que están tejidas, son perfectas para guardar la ropa blanca sin que se amontone, se arrugue y se estropee.

Los cajones de mimbre, tan prácticos por la versatilidad que tienen, están especialmente diseñados para encajar en los armarios, dividiendo el espacio para mantener el orden y tener cada cosa en su sitio.

Hay otras opciones igual de naturales y prácticas, como esta cesta-armario, que además de tener una gran capacidad, tiene un asa baja que cabe fácilmente en el armario y, a la vez, te permite moverla con comodidad.


Otras de las soluciones son tan monas que es difícil resistirse. Como esta cesta de mimbre, por ejemplo, en la que pañuelos y fulares se mantendrán en perfecto estado.

Si utilizar fibras naturales para conservar y mantener nuestra ropa es siempre una buena idea, cuando hablamos de ropa de bebé este asunto es mucho más que una cuestión de orden y buen gusto. En este caso es muy recomendable huir de plásticos y materiales artificiales para guardar la ropa, que va a estar en contacto directo con la delicada piel del bebé. Nosotros utilizamos una bandeja de plancha de mimbre con lo que tuvimos la ropa extendida y a la vista en un soporte absolutamente natural.

La puedes completar con esta cesta de mimbre a juego con la bandeja; gorros, baberos o patucos estarán perfectamente guardados y localizados.


El cajón de mimbre blanqueado y forrado es un estupendo regalo con colonias, botes y esponjas, que será muy práctico para guardar después su ropa en el armario, perfectamente ordenada.

En realidad hay una cesta para cada necesidad. ¿Qué soluciones de ordenación de espacios con cestas se te ocurren? ¿Cuál es la que más te gusta? envíanos tus comentarios y sugerencias a [email protected]