Organiza tu plancha con las mejores cestas artesanales hechas en Salamanca

A la mayoría de nosotros no nos gusta nada planchar. Es un hecho. Así que mejor aceptarlo y procurar contar con todo lo que necesitamos. Pero eso sí, nada de plásticos o de cestería "china" que al segundo día ya está destrozada .Rodéate de preciosas cestas hechas a mano en Villoruela (Salamanca), por artesanos que tejen el mimbre como nadie, con enseñanzas transmitidas de una generación a otra.

A tus abuelas les duraban las cestas, impecables, años y años ¿Sabes por qué? Pues porque estaban hechas en España, con mimo y conocimiento, utilizando para su elaboración el mejor mimbre que crece a orillas del Tormes. Son preciosas, prácticas, duraderas, cálidas y naturales. Si tienes una para cada uso, planchar será un poco más agradable.

Claro, hay gente que para guardar la ropa que espera ser lavada o planchada utiliza contenedores de plástico, que parecen prácticos y baratos; pero a nosotros nos parece mucho más natural y agradable guardar nuestra ropa de casa, o la que está directamente en contacto con nuestra piel, en cestas de fibras naturales que no almacenan mohos, que "respiran" y que tienen toda la belleza de lo auténtico y de lo natural.

En Villoruela, a orillas del río Tormes en la provincia de Salamanca, se tejen desde hace siglos los mejores cestos de mimbre. Por su variedad y calidad encontrarás todo lo que necesitas. Los que aparecen en estas fotos son de mimbre natural, pero los tenemos también en mimbre barnizado, lacados en blanco, en varios tamaños y, por supuesto, pueden estar forrados.

La calidad de estos cestos, por técnica, por las materias primas que utilizan y el mimo que se pone en su elaboración, no tiene nada que ver con los que solemos encontrar actualmente en la mayoría de las tiendas, que son de importación y utilizan para su fabricación un mimbre (o medio mimbre) que no tiene nada que ver con el nuestro. Por eso se rompen enseguida. Tan pronto, que no nos atrevemos a cambiarlos y estamos viéndolos deshacerse desde casi la segunda semana. Los de Villoruela duran años impecables, porque están bien hechos y utilizan el mejor mimbre. Incluso en foto se distingue.

Puede que no tengamos todo lo que necesitemos, pero seguro que la bandeja de plancha no falta en ninguna casa. Puede que metamos la ropa sucia directamente en la lavadora o que la ropa limpia y seca se amontone en una silla; pero casi siempre hay una cesta donde ir poniendo la ropa limpia, planchada y a la espera de ocupar su lugar en el armario. Esta es particularmente sólida, bien tejida con ese buen mimbre y, en este caso, la hemos elegido en su color natural. Pero te la proporcionamos banizada, lacada en blanco, con o sin forro y en el tamaño que quieras. Mira la foto y no dudarás de que es distinta de las "chinas". Esta sí es una auténtica bandeja de plancha.

Nuestro post de hoy está especialmente centrado en los cestos de mimbre de Villoruela, pero la combinación de mimbre y castaño es siempre un acierto. Utiliza esta bandeja de castaño para guardar la ropa blanca. Temporalmente o durante más tiempo, en ambos casos tu ropa está guardada en el mejor sitio.

En esta foto se ve la calidad del mimbre y del trabajo de estos artesanos salmantinos. Es un cesto para la ropa. Se suele utilizar para guardar la ropa que debe ser lavada, pero en esto no hay unanimidad; hay quien la utiliza para guardar la ropa limpia y seca que espera ser planchada. Da lo mismo. El cesto es precioso y dará un aire acogedor a cualquier rincón.

¿Y cómo vas a tener ropa limpia, ropa para tender, ropa para planchar.... sin un cesto adecuado para las pinzas de la ropa? El que aparece en la foto está hecho en Jaén, y encaja perfectamente con la cesta de la plancha y el cesto de la ropa. Tiene un buen tamaño para que quepan todas las pinzas que, no se sabe por qué, se van perdiendo poco a poco misteriosamente.

La ropa lavada y seca merece esperar a ser planchada en un lugar tan bueno como los anteriores. Este baúl de mimbre hace juego con las piezas anteriores, pero las opciones para su uso son infinitas. Te podríamos proponer una cesta-armario, de mimbre con asa, o un cesto de castaño o incluso la leñera de mimbre, tan bonita y versátil.

Nosotros creemos que el tener todo organizado y colocado en estos preciosos cestos artesanales atenúa un poco la pereza de ponerse a planchar. Pero nos encantaría conocer tu opinión, Puedes contárnosla en la web o en las redes sociales. Te esperamos en Twitter, Facebook, Instagram o Pinterest.